COLANGIOPANCREATOGRAFIA RETROGRADA ENDOSCÓPICA

Se utiliza un duodenoscopio, que es un endoscopio de una longitud mayor a la del gastroscopio (que se usa para la esofagogastroduodenoscopia) que además tiene visión lateral (la mayoría de endoscopios tiene visión frontal), que permite la localización de la papila mayor o ámpula de Vater y de la papila menor o accesoria, ambas se encuentran en la segunda porción de duodeno. Usualmente la ámpula de Vater es el punto de interés ya que es a través de esta que drena tanto la vía biliar como el conducto pancreático accesorio. La papila menor solo es de interés en el estudio de una anomalía congénita llamada páncreas divisum. Al canular el ámpula de Vater se puede inyectar medio de contraste y es allí cuando entran a funcionar los Rayos X, por medio de fluoroscopía que es un estudio dinámico. Se observa como en una película como avanza el medio de contraste y dibuja la vía biliar o pancreática. Permite determinar su anatomía y detectar deformidades, presencia de cálculos, de tumores o de estrecheces. Si se detecta alguna anormalidad, con frecuencia se pasa a la fase terapéutica.

No hay comentarios

Agregar comentario

Debe ser Conectado para agregar comentarios.